Un poco de compasión 4 abril, 2017 – Publicado en: En el hospital, Gastronomía cerda – Etiquetas: , , , , , , ,

– ¡Enfermera! -vociferó Chony- Necesito el maldito orinal para hacer mis necesidades. ¡Rapidito!
– ¡Soy su enfermera! ¡No su criada!
– ¿Qué clase de enfermera no tendría compasión de alguien con indigestión de castañas?

¡Dios la bendiga!

 

« El cajón de las salchichas
Alégrame el día, muñeco »