Programa sin cortes 25 febrero, 2017 – Publicado en: El cerdo en casa, Televisión – Etiquetas: , , ,

– Mike arrojó los intestinos por la ventana, que le cayeron a la pobre mujer en la cabeza… -la voz profunda del narrador seguía su cantinela macabra, y Chony dormitaba atentamente.
– Noto aquí un cierto olor a meados. -le dijo Bass a su amigo al acercarse al lugar donde se encontraba.
– Es por el nuevo programa -respondió Chony- ¡Un especial sin cortes publicitarios!

Atención al concepto: «dormitaba atentamente», se me ha ocurrido a mí solito.

 

« El cerdo que se bebió una docena de cervezas
El descuartizador… ¡Santo cielo! »