Setas

Caminaba la vaca María Luisa, deteniéndose aquí y allá a recolectar las preciadas setas de temporada, cuando se encontró con lo que parecía un récord digno del Libro Guinness de los boletus, y en eso que fue a echarle mano.
¡GROOA! – Rugió la supuesta seta, y que resultó ser la barriga de Chony camuflada en ta hierba.
– Es una nueva estrategia contra los domingueros… -aseveró Chony, disciplente– en pro del medio ambiente y la tranquilidad…
– Y en defensa de la seta como alimento básico del cerdo -. Añadió a continuación, metiéndose un buen bocado de una hermosa y suculenta seta.

 

¿Que opinas? Participa con un comentario, una opinión, aquello que viste parecido a lo que se cuenta aquí...

A %d blogueros les gusta esto: