Pantalones en el probador

Pantalones en el probador es un ejercicio protoartístico, bastante inmaduro pero simpático, un inocente juego de linea y mancha, de la época en la que, en la Facultad de Bellas Artes, bebíamos los vientos por Jorge Oteiza, Eduardo Chillida, Néstor Basterretxea… y cómo no, el gran Pablo Picasso, y jugábamos a que eramos artistas y que estábamos a llenos de un talento a punto de estallar. Pero eso es otra historia, y las comparaciones odiosas… eramos tan jóvenes y tan gamberros… ¡Qué tiempos aquellos!

A %d blogueros les gusta esto: