El descuartizador… ¡Santo cielo!

– El descuartizador se deslizó sigiloso y desolló a su presa… -el narrador proseguía con su macabro relato mientras Chony miraba enfrascado el nuevo programa de tv- … extendiendo sus vísceras por el patio.
– ¡Santo cielo! -exclamó espantado el cerdo, que salió corriendo a toda velocidad.
– ¡Oh, no! El estofado de vísceras.

 

¿Que opinas? Participa con un comentario, una opinión, aquello que viste parecido a lo que se cuenta aquí...

A %d blogueros les gusta esto: