Alégrame el día, muñeco

– Voy a ser su enfermera mientras le dure la indigestión… -dijo la hipopótama- … seguirá mis instrucciones al pie de la letra. Para empezar no probará el puré de castaña en una semana, y le advierto que tengo fama de dura e inflexible.
– Para empezar probaré el puré que me dé la gana -replicó Chony.
– ¡Vamos! Alégrame el día, muñeco.

 

¿Que opinas? Participa con un comentario, una opinión, aquello que viste parecido a lo que se cuenta aquí...

A %d blogueros les gusta esto: